10 consejos para el concierto de Mozart

“Estudia lentamente, asegurándote de que siempre suena bien”

Después de darle muchas vueltas sobre qué escribir acerca del concierto para clarinete y orquesta KV 622 de W. A. Mozart y para no estar repitiendo continuamente cuestiones sobre las que ya se ha escrito y mucho, he pensado que podría ser más interesante presentar diez consejos que no son más que los aspectos que trabajo con mis alumn@s para tener en cuenta a la hora de afrontar, como clarinetistas, una obra tan especial como es este concierto.

 

1. Contexto musical e histórico

A nivel interpretativo es fundamental tener cuanta más información mejor acerca del contexto musical e histórico de la obra que se va a abordar.

También solemos incluir anécdotas o datos curiosos sobre aquella obra en concreto y que nos ayudarán  a entender por qué es especial. Por ejemplo:

1.  El concierto para clarinete y orquesta KV 622 de W. A. Mozart, compuesto en 1791, fue la última pieza en forma de concierto que escribió el afamado compositor (dos meses antes de su muerte).

2. Fue estrenado por el clarinetista Anton Stadler en Praga, el 16 de octubre de 1791.

3. Es muy probable que Mozart, originalmente, quisiera escribir la pieza para corno di basseto, ya que Anton Stadler también era un gran virtuoso de dicho instrumento, pero finalmente se convenció de que sería más efectiva para clarinete. No obstante, como en diferentes ocasiones a lo largo de la pieza, se sobrepasa el ámbito propio del clarinete en La, se cree que estaba pensado para tocarse en un clarinete en La con extensión, un clarinete especialmente modificado y usado por Stadler que llegaba hasta el Do grave, en lugar de hasta el Mi, como el resto de clarinetes.

4. Mozart y Stadler entablaron una gran amistad y el compositor escribió diferentes obras instrumentales para su virtuoso amigo.

5. El concierto para clarinete de Mozart es quizás la obra para clarinete más interpretada de todos los tiempos.  

 

2. Forma musical

En la música del período clásico es importante la estructura como factor de cohesión y equilibrio de la obra. Entender la obra a nivel formal nos ayudará a articular adecuadamente las frases, los motivos, las secciones y hacer que sean coherentes sus respectivas apariciones. Por ejemplo, una cadencia perfecta  V-I no es sólo eso, sino que tiene un significado y un papel en la obra. Puede significar un momento de reposo en la obra, un cambio brusco de tonalidad, un momento de resignación o un mero cambio de sección. Todo en la música significa algo.

Consta de los tres movimientos típicos, rápido-lento-rápido:

  1. Allegro (en La mayor y con forma sonata)

  2. Adagio (en Re mayor y con forma ternaria)

  3. Rondo (en La mayor y con forma rondo)

Segundo movimiento: Adagio

null

Me gustaría destacar el maravilloso segundo movimiento que se hizo popular con la película Memorias de África. Empieza con el solista tocando el tema principal del movimiento, que después será repetido por la orquesta. En la sección B, donde el solista tiene un papel destacado, se explotan los registros grave y tercero del clarinete. La única verdadera cadencia de la obra se encuentra al final de la sección B, justo antes de volver a repetir la sección A.

3. Sonido

En cuanto al sonido, me gustaría destacar dos cosas:

  • Como siempre hay que cuidar que el sonido sea “correcto” desde un punto de vista clarinetístico, es decir, que cumpla un mínimo de “consistencia” que se consigue aplicando correctamente toda la técnica base de nuestro instrumento: respiración presión, relajación, posición de la lengua...

  • ¿Puede interpretarse la música de Mozart en un clarinete moderno? Por supuesto. Aunque es cierto que el clarinete moderno es muy diferente en sonido y técnica al clarinete clásico, los compositores clásicos no concebían su música para un instrumento específico.

 

Por ejemplo en el piano, a pesar de las coincidencias, los diferentes fabricantes de pianos vieneses producían instrumentos diferentes entre sí. Sabemos que Mozart sólo pudo permitirse un pianoforte Walter, pero consideraba a los de Stein insuperables.  También sabemos que Mozart tuvo que interpretar en los entonces incómodos, pero potentes en sonido,  pianos de mecánica inglesa.  Por tanto, el músico tocaba en el instrumento que tenía a su alcance, pues la música era considerada más importante que el medio y el instrumentista sabía adaptarse al instrumento.

 

4. - Fraseo y articulaciones

 

En la música de Mozart hay que articular, pues el ritmo es un factor importante. Recordemos que la música clásica es cercana aún al barroco, tiene un importante componente rítmico. Maneras de combinar la articulación entre notas correctamente hay muchas, la cuestión es hacer interesante a quien escuchar los motivos que se repiten y la articulación puede dar ese punto de diferencia entre ellos. Es importante que el estudio sea lento para decidir dónde apoyar los puntos fuertes y, al mismo tiempo, que las articulaciones sean limpias.

 

El fraseo es fundamental tanto en las diferentes articulaciones como, por supuesto, en el legato. Todos los pasos deben ser suaves. El segundo movimiento es un buen ejemplo para trabajar el legato y el fraseo conjuntamente.  

 

5. -Limpieza rítmica y flexibilidad en los registros

Creo que es clave que la rítmica sea escrupulosamente nítida en los diferentes pasajes y registros. En la época clásica nos encontramos con un instrumento que ya podía moverse con cierta facilidad en los diferentes registros y si, además, añadimos que esta obra está escrita para basset clarinet, donde se llega al Do2, más extensión hay entre los diferentes registros del instrumento.  

 

6. Matices

Creo que este concierto requiere de un dominio total del pp en el segundo movimiento y de todo tipo de matices en los otros dos movimientos. Es todo un reto que los crescendo sean progresivos y controlados y nunca debemos olvidar el control de la forma del sonido en los diferentes registros y matices.

 

7. Afinación

Es otro tema importante, ya que al tener tantos volúmenes diferentes hace que tengamos que controlar que en los pianissimos no suba la afinación.

 

8.  El intérprete

Después de profundizar en el mensaje que el compositor quiso dar en su obra, queda la aportación del intérprete para conseguirla. Un compositor clásico no quería una obra totalmente cerrada, sino que la forma en que el intérprete hace vivo el mensaje o destaca aspectos de él, hace interesante cada interpretación. Es lo que hace apasionante la música clásica y la interpretación de la misma, la posibilidad de profundizar, cambiar y variar. También sabemos que Mozart era partidario de la repetición ornamental, que consiste en no repetir literalmente, aunque así esté escrito, sino introducir leves adornos y variaciones para dar expresividad a la obra. Por tanto, Mozart no consideraba su obra cerrada y totalmente acabada, así que es nuestra tarea interpretar y aportar nuestra visión personal.

 

9. Muchas ganas de estudiar

En este punto podría hablar largo y tendido, y de hecho en algún momento lo haré, sobre la motivación, de cómo plantearse el estudio diario… En este artículo solamente  mencionaré unas ideas que sirvan de reflexión personal:

Disfruta estudiando;

sólo así, progresarás.

Y lo harás cuando tengas:

objetivos, una buena planificación y constancia;

y sepas:

escuchar y qué cambiar.

10. Una recomendación de lectura

Los libros siempre son una gran fuente de conocimiento. Como última recomendación, os dejo este libro: The clarinet in the classical period de Albert Rice.


 

Esta web es propiedad de Bartolomé Mercadal Coll, con dirección C/ Bergantí, 417 - Urb. Cala Llonga - C/ Bergantí, 417 - Urb. Cala Llonga y NIF 41500147M.

Política de enlaces

Los links o enlaces con otras páginas web que aparezcan en las páginas de http://arixaclarinets.bikube.es se ofrecen a efectos meramente informativos al usuario, por lo que http://arixaclarinets.bikube.es no se responsabiliza sobre los productos, servicios o contenidos que se oferten o suministren en las páginas de destino ubicados en otro dominio.

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

Todo el material que aparece en http://arixaclarinets.bikube.es pertenece a Bartolomé Mercadal Coll y está protegido por los derechos de propiedad intelectual tal como se establece en la LPI. Cualquier uso no autorizado de forma expresa se entenderá como vulneración a estos derechos y podría dar lugar a las sanciones pertinentes. Queda, por tanto, prohibida la reproducción, explotación, alteración, distribución y difusión pública de los contenidos de esta web sin los perceptivos permisos del autor.

Protección de Datos o Política de Tratamiento de Datos de Carácter Personal

Los datos proporcionados a través de la Web son almacenados en un fichero de datos propiedad de Bartolomé Mercadal Coll que ha sido declarado, como es perceptivo, en la Agencia Española de Protección de Datos. La finalidad de estos datos será exclusivamente para realizar la contratación del servicio solicitado y para notificación posterior de promociones o servicios en el ámbito de la propia empresa. En ningún caso serán cedidos a terceras personas o empresas, salvo las exigidas por la Ley o empresas asociadas o colaboradores de Bartolomé Mercadal Coll. Los ficheros podrán ser tratados por empresas encargadas de tratamientos de datos y alojamientos Web. Estos proveedores han suscrito contrato de servicios en el que se comprometen a las mismas condiciones de tratamiento que impone Bartolomé Mercadal Coll tal como exige la LOPD.

Nuestro sistema utiliza Cookies. Compruebe nuestra política de uso.

Jurisdicción y leyes aplicables

El usuario acepta que la legislación aplicable al funcionamiento de este servicio es la española. Cualquier controversia sobre la interpretación o aplicación de estas cláusulas serán competencia de los Jueces y Tribunales del domicilio del consumidor. En caso de clientes residentes fuera del estado español los tribunales competentes serán los de Menorca.